lunes, 5 de noviembre de 2007

¡Es la plutocracia, Negro!


Un amigo visitante del Blog me decía que lo que el Tano me comentó y puse en el post anterior es correcto, pero que no deje de votar, que por lo menos vote a alguien. Le mandé un mail al Tano (todavía se conecta vía Dial Up pero que consulte correo electrónico es todo un logro) y me llamó.

“Negro, ¡¡es la Plutocracia, es la Plutocracia!!”

Zas, dije. Otra vez el Tano va a arrancar con la Sinarquía Internacional y la Conspiración Mundial.

“Negro, para que querés que vote, si esto está todo arreglado, si no tenés guita – y digo mucha guita - en este Sistema no esistís” (como diría el inefable bambino Viera).

“Lo calculé todo con la maquinita de la PC (calc.exe), te lo mando por imeil y me contás. Y contale a tu amigo de Internet."

Al ratito me llegó el mail del Tano, y la pucha si tiene razón...


“Negro, sobre el costo de una campaña electoral, lamentablemente no tenés más remedio que manejarte con suposiciones y modelaciones. El hecho concreto es que NO HAY información fidedigna ni mucho menos datos confiables en absoluto. Por otro lado, el tema es resbaloso porque hay toda una serie de "gastos indirectos" que no tienen que ver necesaria y directamente con una campaña electoral pero que, sin duda alguna, influyen en ella. Por ejemplo, la propaganda oficial; la inauguración de obras públicas justo quince días antes de las elecciones, etc. etc., ¿entendés?

Mirá, internacionalmente se calcula que una campaña electoral cuesta entre 4 a 12 U$D por voto disponible. El rango es amplio porque se abarata cuando la población electoral es grande, se encarece cuando la discusión electoral es muy intensa, depende de los costos internos de cada país, etc.etc. Calculando muy a la baja, sobre 27 millones de electores, a 4 mangos verdes por voto el costo de una campaña presidencial a nivel nacional en la Argentina ronda los U$S 108.000.000 (345.600.000 pesos a $3,20 por dolar). Digamos unos 350 millones de pesos.

Como referencia, fijate un ejercicio de simulación que hizo Poder Ciudadano para las elecciones de este año en la Capital Federal que a ellos les dió entre $ 4.600.000 y $ 9.600.000 de costo de campaña para UN candidato.
(Cf. http://www.poderciudadano.org/files/Simulacion_de_Costos_CABA2007.pdf).
Suponiendo los $ 9.600.000 y considerando que en la Capital Federal hay 2.564.950 electores, esto nos daría unos $ 3.74 (pesos) por voto y por candidato. Es decir, unos 1,16 dólares aprox. por voto y candidato. Considerando 3 candidatos estaríamos en U$S 3.48 dólares por voto, es decir bastante cerca de los 4 dólares mínimo que se estiman internacionalmente, máxime teniendo en cuenta que hubo bastante más de 3 candidatos y por poco que gastaran los demás, todo suma.

Pero, fijate vos, si uno analiza la simulación de Poder Ciudadano a fondo, se da cuenta que esto representa solamente el gasto directo de campaña (spots publicitarios, servicios de encuestas, alquiler de inmuebles, lanzamientos de fórmula, etc.etc.). Vale decir, la parte "confesable" de lo que se gasta (aún cuando ni esto se confiesa del todo por parte de los partidos). No incluye toda una serie de ítems como "contribuciones" para poder participar en un programa periodístico (todo el mundo dabe que salir en ciertos programas de televisión no es gratis); pago a periodistas para que "levanten" determinada noticia o "cubran" determinado evento; propaganda indirecta en la que no se promociona directamente al candidato pero se hace la apología de las ideas o proyectos que "casualmente" sustenta el candidato; viajes y gastos de representación, previos al lanzamiento de la fórmula, etc.etc. Y a todo eso hay que sumarle la propaganda oficial que, en lo que va del año, ya supera los 200 millones de pesos.

Considerando que un segundo en televisión está en el orden de los 3.000 a 3.500 pesos, mi estimación es que, en unas presidenciales a nivel nacional en la Argentina, el gasto total debería estar entre 5 y 6 dólares por voto. Tomando una media de U$S 5.50 y 27 millones de electores, tendríamos que el costo de estas elecciones se halla en el orden de los U$S 148.500.000, es decir: 475.200.000 pesos aproximadamente. Digamos, 500 millones de pesos en cifras redondas.

Mi impresión es que aún con los 500 millones me estoy quedando corto che. Pero, digamos que con un cálculo convencional a la baja de 350 millones y un algo más generoso pero aún así muy conservador cálculo de 500 millones, lo concreto es que sin por lo menos unos 100 a 150 millones de pesos, disponibles y en la mano, ningún hijo de vecino puede siquiera soñar con participar decorosamente de una campaña electoral.

¿Entendés por qué te digo que esto es la Plutocracia?

Fijate en güiquipedia.com, ¡chau!”

Me fuí nomás a www.wikipedia.com a buscar lo que el Tano me decía, y encontré esta definición:

“Una plutocracia (πλουτοκρατία, del griego ploutos -riqueza- y cracia -gobierno-) es un sistema de gobierno en el que existe un desequilibrio de poder a favor de los que ostentan las fuentes de riqueza.”

“Una forma común de plutocracia hoy día podría venir motivada por la financiación irregular de partidos. Ésta puede provocar que en una partidocracia o democracia, alrededor del poder estatal se forme un holding empresarial o fáctico que, tras financiar partidos y medios de comunicación, obligue a realizar un clientelismo político, la mayoría de las veces mediante una favoritista legislación.”

Uno aprende cosas todos los días.

5 comentarios:

OliverX dijo...

Vos fijate que el gasto por voto recibido que tuvo la Carrió fue de $0,74.-
Esto es según lo declarado. Está muy por debajo de los $15 de Sobisch.
Pero ilustra como un hijo de vecino, una fuerza nueva, puede cambiar el escenario en 8 años.
No todo está perdido. Decile al tano que para la próxima lo acompaño a votar.
Soy como un DT, motivador.
Abrazo.

Todos Gronchos dijo...

Si no tenés padrino te morís sin bautizar.

Occam dijo...

Ya que hablamos de escritores malditos para el pensamiento hegemónico y la intelligentzia amordazadora, no podemos dejar de recordar a propósito de este post a Charles Maurras, quien ya a principios del siglo pasado había aseverado que toda democracia representativa NECESARIAMENTE degenera en plutocracia.

Si les interesa Alain de Benoist (al que conozco personalmente) o Guillaume Faye, o cualquier otro de los pensadores "ninguneados", puedo contribuir con algún material.

Muchas felicitaciones!!!

Occam dijo...

Además debe mencionarse que toda plutocracia conducirá necesariamente a una ulterior apropiación de renta pública por parte de aquellos que accedan al poder, de forma tal de seguir financiando la bicicleta. Ejemplos a la vista...

Incorrecto dijo...

Hola Occam, gracias por la visita.
Toda colaboración de ese tipo será inmensamente valorada.
Saludos

Buscá con Google

Google