lunes, 17 de diciembre de 2007

La Patria Liberal


Salgo de mi letargo porque no puedo callar ante la lacra liberal, estirpe de traidores y mentirosos.

Así como los marxistas dicen que la patria está donde está la revolución, los liberales, en extraña coincidencia (otra más...), dicen que la misma está donde está la Libertad, esa con mayúsculas que no dice nada. O sea, que la misma puede estar en cualquier lado.

Asociar a la Patria con la raza, pueblo, suelo, comunidad, destino, historia, tradiciones, barrio, familia, no tiene sentido para esta gente.

Ahora que se reactivó la historia de la llamada Guerra de la Triple Alianza, llevando un regimiento argentino el nombre de un militar paraguayo (error) y leyendo la dura contestación de Cristina al diario La Nación sobre el tema (todo un acierto, realmente), encuentro en el mismo diario, el de los Mitre, esta carta de lectores que reproduzco en su totalidad porque no tiene desperdicio:

Señor Director:

"Me llamaron la atención las declaraciones de la Presidenta argentina, en las que concluye que la Guerra de la Triple Alianza debería llamarse la de la «Triple Traición».

"Como senador paraguayo, conocedor de la historia desde la visión de la democracia liberal, no puedo admitir que la Presidenta de esa gran nación, por motivos políticos, llame traidores a los héroes argentinos que combatieron por largos cinco años al mayor tirano sudamericano, quien, como si fuera el rey y dueño de la nación paraguaya, obligó a una guerra suicida contra tres naciones.

"Me cuesta reivindicar a quienes primero, defendiéndose de la agresión de López, pasaron a invadir nuestra tierra, pero esta agresión no justifica la barbarie de ese tirano que, incluso, encarceló a su madre y fusiló a sus hermanos.

"Para los liberales paraguayos, los argentinos siempre fueron amigos que ayudaron a nuestra gente, miles de compatriotas exiliados por culpa de los dictadores Francia, Carlos Antonio López, Francisco Solano López, Morinigo y Stroessner.

"¿Cómo ha podido la Presidenta llamar traidores a héroes como Bartolomé Mitre o Domingo Sarmiento o a los miles de argentinos que murieron en esa guerra que jamás se hubiera dispuesto si al Paraguay lo hubiera gobernado un presidente democrático."

Senador Alfredo Luis Jaeggli
Partido Liberal
Presidente de la Fundación Libertad
Mariscal López 2323
Asunción (Paraguay)


¿Qué uniforme hubiera usado el senador Jaeggli durante esa guerra? ¿el argentino, traicionando a sus compatriotas? Me parece que sí. No es de extrañar que reinvindique a Mitre y Sarmiento, que una decena de años antes habían combatido a otro tirano, Don Juan Manuel de Rosas, promoviendo la invasión de la República Argentina por tropas del Imperio del Brasil (esos sí que eran democráticos).

Me hace acordar el senador Jaeggli al ex primer ministro alemán Gerhard Schröder, quien durante las recordaciones (no quiero poner festejo porque casi lo pareció) del 60º aniversario de la cuasi destrucción de la ciudad ALEMANA de Dresden por un bombardeo aliado en 1944, dijo que el culpable del mismo había sido.... Hitler.

Pero bueno, que le importa todo esto al bueno del senador, ya que cuando los acontecimientos que él menciona acontecieron, sus ancestros estaban muy lejos. (http://www.senado.gov.py/?pagina=cv&id=28)
Que le importa que casi la mitad de Paraguay muriera en la guerra.

Dijo Mitre: "en la guerra del Paraguay ha triunfado no sólo la República Argentina sino también los grandes principios del libre cambio. Cuando nuestros guerreros vuelvan de su campaña, podrá el comercio ver inscripto en sus banderas victoriosas
los grandes principios que los apóstoles del libre cambio han proclamado".

Para un liberal, la traición a su pueblo es casi un acto de servicio.

Puedo poner 100 ejemplos más pero mejor me voy a dormir.

Manga de masones.

7 comentarios:

capitanfla dijo...

Interesante análisis, pero no puedo evitar poner las cosas sobre una balanza.

Flor de despelote.

Todos Gronchos dijo...

Yo pondría un ejemplo al revés. Cuando venía el ejército del Brasil a combatir junto a los Unitaros contra Rosas, el coronel Martiniano Chilavert que se encontraba exiliado en Uruguay, perseguido por los Federales, se presentó ante las fuerzas nacionales.

Decidido a no permitir que un ejército extranjero interviniera en cuestiones internas, se ofreció al ejército de su enemigo político.

Le asignaron una batería de artillería, que fue la última en acallarse esa tarde en Caseros antes de la rendición de Rosas.

Al otro día, los unitarios lo fusilaron por "traidor".

Incorrecto dijo...

Groncho, brillante. No le digo que lo quiero porque viene la Lubertino y nos casa.

Todos Gronchos dijo...

Y bueno, hagamos la unión civil, mientras tanto.

Incorrecto dijo...

Acá encontré algo que buscaba de Esteban Echeverría y que sirve para ilustrar la nota: "La patria no se vincula con la tierra natal, sino con el libre beneficio de los derechos ciudadanos"

Francis Bean dijo...

Muy bueno su blog.
Lo estuve leyendo bastante y también leí los links.
Me llamó mucho la atención el calculo de costos de una eleccion, realmente impresiona.

Saludos!

Cruzamante dijo...

Disculpe que irrumpa dos veces seguidas en su blog, pero el hijo de mi Tata, descendiente directo, pero por vía materna del Coronel montonero Severo Chumbita, uno de los lugartenientes del Chacho Peñaloza, no se puede callar al leer la infame nota de ese paraguayo vergonzante.
Debe ser maricón, no alcanza con liberal o masón, para proferir semejantes guarradas.
Totalmente de acuerdo con el Groncho, Martiniano Chilavert es uno de los Héroes, con mayúsculas, que la Historia Oficial nos ha negado.
Otro abrazo criollo
Cruzamante.

Buscá con Google

Google