martes, 3 de julio de 2007

Muchas voces para una sola opinión


Se trata del programa radial "Competencia" conducido por Victor Hugo Morales por Radio Continental. Lo he escuchado asiduamente, por años, aún cuando la mayoría de las veces me hacen renegar, pero costumbres son costumbres.

Y lo que he notado a lo largo de estos años es, que el programa, es Victor Hugo. La opinión, es la de Victor Hugo. Y el resto, acompaña. La pretendida pluralidad del plantel de periodistas se vé absolutamente sobrepasada por el peso de la opinión de Victor Hugo Morales.

Con Bielsa contra Basile. Con Verón contra Riquelme. Con Bilardo contra Menotti.
¡¡Admirando a Dante Panzeri y a la vez al Estudiantes de Zubeldía!!

Con Fidel pero amante de la buena vida. Contra el proceso pero radicado en la Argentina en el '81.

En estos años, me ha extrañado que periodistas inteligentes como Walter Vargas o Guillermo Salatino hayan pasado por el programa y lo hayan dejado en silencio. (¿Demasiada opinión propia?) También lamento que no esté más el tano Fazzini. (Más lamento que haya regresado el chavo Fucks). De el tano Fazzini, recojo esta opinión.

“Víctor Hugo es el único relator que conozco que además es periodista. Además es un bon vivant, alguien al que le gusta el buen vivir -define El Tano-. Te cuento una anécdota que lo pinta de cuerpo entero. Un día me preguntó por dónde me movía yo fuera de la radio y le dije que en mi barrio, Villa Urquiza. Me preguntó cómo se hacía para llegar y cuando le estaba explicando me interrumpió: ‘para mí Buenos Aires termina en la avenida Pueyrredón’. Claro, él era un muchacho humilde de Cardona, Uruguay, que de golpe llegó a la gran ciudad y se enamoró del centro de Buenos Aires. Para mí Buenos Aires es Villa Urquiza”.

1 comentario:

Editor dijo...

Me llegó este comentario que quiero compartir con Uds:


Cuan acertado el comentario sobre Víctor Hugo … no sobre el Víctor Hugo relator, claro, a quien sigo desde que llegó al Boca de 1981 (porque no nos engañemos, en ese año vino a la Argentina a transmitir a Boca), sino al Víctor Hugo periodista.

Y cuanto le valen a él las palabras del actual Presidente de Francia cuando en Bercy al cierre de su campaña dijo, refiriéndose a los "herederos de Mayo de 1968":

Proclaman: “Haced lo que yo digo, no hagáis lo que yo hago”. Ésa es la izquierda heredera de Mayo del 68, la que está en la política, en los medios de comunicación, en la administración, en la economía. La izquierda que le ha tomado gusto al poder, a los Privilegios. La izquierda que no ama a la nación porque no quiere compartir nada. Que no ama a la República porque no ama la igualdad. Que pretende defender los servicios públicos, pero que jamás veréis en un transporte colectivo. Que ama tanto la escuela pública, que a sus hijos los lleva a colegios privados. Que dice adorar la periferia, pero que se cuida muy mucho de vivir en ella. Que siempre encuentra excusas para los violentos, a condición de que se queden en esos barrios a los que ella, la izquierda, no va jamás. Esa izquierda que hace grandes discursos sobre el interés general, pero que se encierra en el clientelismo y el corporativismo. Que firma peticiones y manifiestos cuando se expulsa a algún “okupa”, pero que no aceptaría que se instalaran en su casa. Que dedica su tiempo a hacer moral para los demás, sin ser capaz de aplicársela a sí misma.

Buscá con Google

Google